Odio sentirme hambriento. Después de trabajar duramente todo el día, quiero una cena abundante que me llene. Sé que debo reducir mis porciones para comer menos, pero cuando lo hago, siento que no he comido lo suficiente y quiero comer más. ¿Tienen ustedes algún consejo acerca de cómo puedo reducir las calorías?

Muchos de nosotros nos sentimos de la misma manera que usted. Cuando nos sentamos a cenar, queremos una comida caliente, llenadora, que nos mantenga satisfechos toda la noche. Hay muchas maneras de reducir las calorías, y aun así sentirse satisfecho y con la sensación de haberse alimentado bien.

Trate de llenar la mitad de su plato con vegetales. Los vegetales son excelentes porque llenan su estómago, pero son bajos en calorías y tienen menos carbohidratos que el arroz y los frijoles. Los vegetales al vapor o asados y las ensaladas con aderezo bajo en grasa/bajo en calorías son una buena manera de llenar su plato y su estómago.   

Otra sugerencia es utilizar un plato más pequeño. Comemos con nuestros ojos, y cuando nuestros ojos ven un plato lleno de comida, eso mismo ve nuestro estómago. Si su plato es un poco más pequeño, usted de todas maneras verá un plato lleno.

Cuando termine de comer, espere 15-20 minutos antes de servirse nuevamente o comer un postre. Si todavía tiene hambre, tome una segunda porción pequeña o postre pequeño y escuche a su cuerpo  antes de tomar más.


Yo trabajo largas horas y muchas veces como fuera. ¿Tienen ustedes algún consejo acerca de cómo puedo comer sanamente y perder peso a pesar de esto?

Usted no es el único que se enfrenta a este reto. Muchas personas encuentran que tienen que comer a la carrera, y sin planificar por adelantado, alimentos con alto contenido de sal y carbohidratos que muchas veces ofrecen soluciones más fáciles. Pero con un poco de planificación, usted puede asumir el control de la situación.

Un consejo es el de empacar bocadillos con anticipación. Las manzanas y naranjas enteras son un bocadillo fácil porque no es necesario refrigerarlas y las puede guardar en su auto mientras trabaja. Cacahuetes y otras nueces se pueden comprar con anticipación y empacar en bolsas o contenedores de plástico para una porción. Son un excelente bocadillos crujiente y llenador y también pueden guardarse sin ser refrigerados.

Si en el trabajo pueden tener cosas frías, considere tener a mano palitos de queso. Son una excelente fuente de calcio y proteínas y le ayudarán a seguir adelanta hasta su próxima comida.

En cuanto a comidas, la mayoría de los restaurantes colocan sus menús e información nutricional en línea, de manera que usted puede ver lo que se encuentra en los alimentos antes de comprarlos. Consultar en línea antes de llegar al restaurante y escoger por adelantado lo que va a comer puede ayudar a facultarlo para apegarse a sus decisiones saludables. Pero si no puede elegir sus selecciones del menú antes de tiempo, recuerde estas sencillas reglas: 

1.  Elija entradas con carnes magras tales como pechuga de pollo sin piel o sirloin.  

2.  Elija algo que esté horneado o asado, no frito o salteado.

3.  Pida una ensalada u otro vegetal como su guarnición en lugar de arroz o papas.

¡Al planear por adelantado, encontrará que está comiendo más sano y bajando de peso!
 

¿Tiene alguna pregunta para una Salud Dietista Adventista ? ¡Por favor enviarlo en forma de abajo!

Número De Teléfono
Número De Teléfono
Que podamos contactar con usted con más información acerca de los servicios de Adventist Health? *